Seleccionar página

Delito, Proceso Penal y Mediación.

Según el artículo 10 del Cóigo Penal, “Son delitos las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley”. Dicho de una manera llana, hablamos de delito cuando una persona impone su interés sobre el de otra, a toda costa, sin importar el daño que pueda ocasionar.

El concepto en sí mismo es sencillo. La complejidad viene por la variedad de casos, por el grado del delito cometido y por las consecuencias que dañan al perjudicado. La Sentencia del Juez o Magistrado recogerá todo lo sucedido, el derecho dañado, e indicará cuál es el castigo que debe cumplir el infractor o delincuente en función de la ley que hay que aplicar.

Como vemos, se trata de una situación que por su propia naturaleza es conflictiva. Pero al resolverse a través del Sistema Judicial con aplicación del Código Penal, las posibilidades reales de que el conflicto se mantenga vivo a pesar de la ejecución de la Sentencia son muy altas.

Y ello es así por tres razones fundamentales:

  • En el sistema judicial, prima la ley y su cumplimiento para proteger el derecho de las partes. Sin embargo, sabemos que cuando hemos sufrido un daño, éste va más allá del derecho en sí, llegando a un plano donde la sentencia no puede resolver las consecuencias o secuelas asociadas a aspectos más personales y humanos.
  • El sistema judicial es muy lento, lo que somete a las partes a un desgaste psicológico, anímico e incluso fisiológico que no le ayuda a superar el conflcito en sus otras manifestaciones, eliminando la motivación para la reconciliación y recuperación de las relaciones.
  • El sistema judicial no entra en resolver la causa que provoca que una persona quiera hacer daño a otra. Analiza e investiga los hechos y la motivación de las personas, pero solo en la esfera del mal uso de la ley sin entrar en otras consideraciones. Esto demuestra la limitación del sistema para llegar al origen y causa real que provoca el conflicto y poder resolverlo de manera positiva.

 

 

Porque el conflicto va asociado a las personas en sus acciones y decisiones, antes que al derecho que regula esas acciones y decisiones.

 

La persona no solo se ve perjudicada en bienes y derechos. También a nivel emocional, psicológico y sociológico (por convivencia en la comunidad, en el entorno familiar o de trabajo donde se produjo el delito). Esta situación no puede resolverla la sentencia. En la mayoría de los casos, la solución pasa por ir al profesional de la Psicología, al Trabajador Social, al Sindicato de la empresa, a tu mejor amigo…y el conflicto sigue ahí, no termina: porque hay preguntas para las que no pueden dar una respuesta y solo pueden ayudar a comprender y/o asimilar lo que ha sucedido: “¿por qué yo? ¿Por qué ahora? ¿Qué hago a partir de aquí? ¿Por qué no me dejan en paz?”…

Son preguntas que solo puede responder quien cometió el delito.

PREGUNTAS QUE SOLO ES POSIBLE RESPONDER CON MEDIACIÓN.

 

Justicia Restaurativa

La esencia del conflicto es la causa que lo provoca, su origen y naturaleza. Solo cuando se entienden estos elementos es cuando existe la posibilidad de gestionarlo, encontrar la solución y finalizarlo. Cuando el delincuente/infractor toma conciencia de sus actos y cómo afecta a los demás, es cuando tiene la oportunidad de arrepentirse y solicitar hablar con la parte perjudicada o su víctima, pedirle perdón y hacer lo posible por reparar el daño causado.

Transformar el delito penal en Conflicto Positivo solo es posible a través de la Mediación en el ámbito de la Justicia Restaurativa. Tiene todo su sentido en el ámbito del Derecho Penal cuando pensamos en reconocer el daño cometido y la pena que hay que pagar por ello, pero también dar la oportunidad de terminar con una situación traumática para todos.

 

 

El proceso penal estudia los hechos en los se basa para dictar la sentencia con la que poner fin al mal uso y abuso del Derecho y de la Ley. Dentro de éstos, los temas morales o psicológicos son también causa penal cuando limitan a la víctima porque no puede ejercer sus derechos de forma natural, provocándole de esta manera un perjuicio por el que quien delinque o comete la infracción debe pagar en la medida establecida por ley. Pero sigue sin ser suficiente. La víctima sigue con el conflicto y el condenado sigue sin poder redimirse…Pensemos aquí por ejemplo los casos de acoso escolar o en el trabajo, daños a la comunidad o al Medio Ambiente…

Por otro lado, cuando una persona comete el delito o la infracción directamente se busca el castigo. Y ciertamente que debe haber un castigo pero: ¿es la sentencia el único recurso para que el infractor se dé cuenta de su error, pedir perdón y quiera reponer el daño cometido? Ocasiones no faltan para hacerlo, pero hay que reconocer que el entorno judicial no es muy estimulante para motivar el arrepentimiento o el perdón.

Volvemos al origen, a la causa que provocó el daño, el delito, el proceso penal y la sentencia. Porque no siempre es fácil entender qué sucede en el entorno del delincuente o infractor, que provoca que abuse del derecho. Pero cuando se da la ocasión de escuchar, se da la ocasión de sanar, de arreglar lo que se estropeó, o al menos de intentarlo.

Hay un punto en común, y es que AMBAS PARTES quieren, necesitan finalizar el conflicto con un cara a cara, para pedir explicaciones, para pedir perdón, para reparar y perdonar. Es una situación que cada vez se da con mayor frecuencia, porque sobretodo y antetodo, se piensa en el bienestar personal y en una mejor calidad de convivencia desde la Cultura de Paz.

 

 

Referencias

Código Penal. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1995-25444

Delitos que entran dentro del ámbito de la Justicia Restaurativa. https://lapalabramediadora.com/mediacion-y-justicia-restaurativa-aproximacion-a-un-nuevo-modelo-de-reparar-el-dano/

Consejo General del Poder Judicial. Introducción a la Mediación Penal. Ver también en “Contenido relacionado” el modelo de sentencia de un caso real de robo con violencia resuelto con éxito por Mediación intrajudicial, donde la sentencia recoge el desarrollo de los hechos y el contenido del acuerdo.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Mediacion/Juzgados-que-ofrecen-mediacion/Juzgados-que-ofrecen-mediacion-Penal/relacionados/LA-MEDIACION-EN-EL-PROCESO-PENAL